Saltar al contenido

Los frutos secos para el embarazo | Descúbrelo aquí

Las dietas ricas en frutos secos son especiales para las personas, especialmente cuando están envejeciendo, ya que evita que la piel se arrugue tanto.

Pero ¿Cómo actúan los frutos secos durante el embarazo? ¿Tienen un efecto positivo o negativo? Eso te lo diremos el día de hoy en este apartado de NombresParaNiñas.

Frutos secos durante el primer trimestre de embarazo

Durante el primer trimestre del embarazo, se consideran que los frutos secos son de ayuda, ya que permiten una mejor evolución del desarrollo neuropsicológico de los niños a largo plazo.

Según algunos estudios realizados hace años, nos damos cuenta que interviene de manera beneficiosa en el crecimiento del bebé.

No obstante a ello, nos hemos podido dar cuenta que las madres que consumieron muchos frutos secos durante los primeros 3 meses de embarazo logran tener mejor lactancia, de la misma manera, sus hijos pedirán más consumo de leche materna.

Si estas embarazada y te encuentras en este trimestre, ya sabes que la ingesta de semillas no afectará tu salud, si desconfías de hacerlo puedes consultarlo con tu médico, esto evitará alguna futura complicación.

Nota: Si eres alérgica a alguna fruta o semilla mejor no ingieras nada que contenga esto como compuesto o de manera natural.

Nueces, Avellanas o Piñones ¿Cuál es mejor?

De forma profesional, podemos indicar que los frutos secos o semillas que se han recomendado en todos los embarazos son:

  • Nueces.
  • Almendras.
  • Cacahuetes.
  • Piñones.
  • Avellanas.

¿Por qué estos y no otros? Es simple, por su alto contenido en Omega 3 y 2, acido fólico, ácidos grasos naturales; Gracias a estos componentes que se tienen de manera natural, se beneficiaran los tejidos nerviosos del cerebro.

En la mayoría de frutos secos se destaca la presencia de Omega 3, lo cual además de lo mencionado anteriormente, nos resulta ser un buen antioxidante natural.

Si debes elegir uno de estos, nosotros preferimos que te inclines por las nueces, ya que poseen una mayor concentración.

Cómelos al inicio de tu embarazo

Aunque se puedan ingerir durante todo el embarazo, es preferible que lo hagas al comienzo, ya que suelen verse efectos más rápidos en el feto.

Una vez te enteres que estas en la espera de un bebé, comienza a comer frutos secos a cualquier hora del día, estos además de aportarte nutrientes, también harán que tengas más energía.

Recuerda que en la gestación el ritmo de desarrollo no es igual, cada proceso puede ser o más largo o posiblemente más lento.

En algunas etapas tendrás sensibilidad materna, así que puede que se te haga imposible comerlos.

¿Puedo darle frutos secos a mi bebé?

No se recomienda darle frutos secos a tu bebé antes de sus 6 o 7 años de edad, esto es debido a que podrían llegar a asfixiarse.

Sería un gran riesgo que se correría; Durante su infancia puedes darles otras proteínas que seguramente le ayudarán bastante y no lo podrán en gran riesgo.

Funciones según cada fruto

  1. Las almendras son principales fuentes de ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, están compuestas de calcio vegetal, potasio, fibra y vitamina E.
  2. Los anarcos son una de las mejores fuentes de hierro calcio vegetal que encontramos hoy en día.
  3. Si te gustan los pistachos puedes comerlos, también aportan mucho calcio durante el embarazo.
  4. En el caso de las avellanas, no son ricas en agua, sino que posee ácidos altos de fibra y grasa, siendo totalmente libres de colesterol.

Si te da mucha acidez, puedes comer almendras y luego completar con zanahoria, de manera que sientas gran alivio.